martes, 30 de abril de 2013

Contrastes del paralelo 38

Si aún queda un vestigio de la Guerra Fría, sin duda está aquí, en una línea a lo largo del paralelo 38: la frontera entre Corea del Sur y Corea del Norte. Hace 60 años, esto fue un terrible campo de batalla. Tras la tregua de 1953, los dos estados han estado mirándose por encima de una de las vallas fronterizas más protegidas e impenetrables del mundo.
En esta franja del mundo la tensión se recrudece cada cierto tiempo recuperándose la tensión de la Guerra fría, pero lo que ello tiene de negativo contrasta con el hecho de que no haber sido pisadas estas zonas por el hombre en los últimos 60 años ha permitido el desarrollo de una forma magnífica de la vida natural como puedes ver en esta noticia


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada